www.controlcapital.net
La corrupción sistémica de Odebrecht en Latam desata acciones en Colombia, Ecuador,Panamá y Perú

La corrupción sistémica de Odebrecht en Latam desata acciones en Colombia, Ecuador,Panamá y Perú

Funcionarios, senadores y ex presidentes implicados son investigados por las fiscalías

Tras la multa de 3.500 millones en EEUU, Brasil y Suiza se suceden los acuerdos de aseguramiento de responsabilidades en otros países

La mayor empresa constructora de Brasil, Odebrecht, podría ser perseguida judicialmente por sobornos para ganar contratos públicos en 9 países de América y Latina y dos de Africa. Así lo pide Transparency International que llama a los fiscales de esos países a que soliciten a sus colegas de Estados Unidos , Brasil y Suiza que compartan con ellos las pruebas usadas para el recién cerrado acuerdo por el que la constructora aceptó pagar una multa cuantiosa.

Esta situación deriva del informe del Departamento de Justicia de EEUU que afirma que Odebrecht S.A. y Braskem S.A., empresa petroquímica brasileña relacionada a Odebrecht, reconocieron su culpabilidad y acordaron pagan una multa total combinada de al menos $3.500 millones ( Odebrecht $2.600 y Braskem $957m ). Así la empresa puede resolver los cargos con las autoridades de EEUU, Brasil y Suiza en relación a los esquemas de cohecho para pagar cientos de millones en coimas a funcionarios públicos de los países siguientes: Angola, Mozambique, Argentina, Colombia, Ecuador, Guatemala, México, Panamá Perú, República Dominicana y Venezuela.

La intervención de EEUU y suiza se produce por haber utilizado la empresas sus sistemas financieros para la canalización de los fondos que se destinaron a cohechos.

A partir de esta situación, la información puede usarse para investigar a los que aceptaron sobornos y permitieron a Odebrecht robar los negocios a sus rivales en once países.

Odebrecht: una gran máquina de sobornos y negocios en Latam desde 2001

El caso de sobornos de la brasileña Odebrecht ya es calificada por expertos como “el mayor caso de corrupción de la historia de Latinoamérica, y quizás del mundo”.

Se destapó hace dos años, dentro de la investigación que sobre Petrobras ( Lava Jato) abrió la justicia de Brasil y , a partir de ahí, comenzó el afloramiento de la información sobre los detalles del escándalo de la empresa que lleva varias décadas consiguiendo negocios en toda América con una bien engrasada maquinaria de realizar cohechos a través de un departamento especial de la empresa con uso de esquemas offshore que canalizaron más de 788 millones para corromper funcionarios en 11 países..

El presidente de TI, José Ugaz manifestó que “La autoridades en estos países deberían actuar ya con eta información. No debería haber impunidad para el cohecho. Las pruebas debería ser compartidas y traer a los culpables ante la justicia ”.

Uno de los ejemplos de corrupción en los que estuvo implicado Odebrecht fue el pago de sobornos a la empresa pública brasileira Petrobras, la que a su vez fue el centro de otro mega escándalo de corrupción por pagos a tramas políticas.

Los directivos de Odebrecht han firmado un acuerdo para cooperar con la investigación en el caso de Lava Jato vinculado a Petrobras en el que más de 200 políticos están presuntamente implicados en un esquema de coimas.

En diciembre la empresa pidió perdón por ser parte de los escándalos de corrupción que ya llevaron a prisión a su anterior CEO, Marcelo Odebrecht, por una pena de 19 años por pagar $30millones en coima a funcionarios de Petrobras.

La punta de iceberg: Una transacción por 7.000 dólares

Irónicamente en un caso de miles de millones de dólares, fue una pequeña transacción de 7.000 dólares la que condujo al que puede ser el mayor hallazgo de datos en una investigación de corrupción: Seis Terabytes (TB) de información de las transacciones de Odebrecht desde 1990. Se trata de una base de datos tres veces mayor que la de papeles de Panamá (2.6 TB).

La transferencia bancaria que detectó la fiscalía suiza venía justificada como el pago por servicios de hosting por parte de Odebrecht a la empresa Safe Host radicada en Ginebra. A través del software desarrollado por Odebrecht denominado MyWebDay, utilizado para gestionar la contabilidad de las empresas del grupo, pero sobre todo la contabilidad paralela en cuanto al movimiento del dinero ilícito relacionado con el pago de sobornos. Las autoridades brasileñas lo denominan “el manual de las propinas”.

Maria Lúcia Guimarães Tavares, la primera empleada de Odebrecht en colaborar con la investigación de las autoridades brasileñas, mantenía en su residencia el manual completo de 62 páginas del software desarrollado por la empresa que detalla las características del sistema de información desarrollado por Odebrecht para uso interno de la sección de Finanzas Estructuradas, como eufemísticamente se llamaba al departamento de sobornos, desde donde se coordinaron los pagos realizados a funcionarios y dirigentes políticos de más de 12 países – por lo menos – a cambio de contratos públicos.

El sistema informático MyWebDay registraba obras, cuentas, transferencias y beneficiarios pero también el complejo sistema de lavado de dinero y corrupción que comprendía cuatro etapas y precisaba desde quien dictaba las órdenes hasta el beneficiario final.

La información de los papeles de Odebrecht está encriptada y los nombres de los receptores de las coimas, disfrazados con seudónimos. La fiscalía suiza tiene tres equipos de expertos trabajando en el desciframiento de la data contenida en los 6 TB confiscados a Safe Host.

Varios países han iniciado procesos legales contra Odebrecht, luego que la empresa reconociera a la justicia de EEUU haber pagado $788 millones en sobornos solo desde 2001, sin embargo, se presume que el ilícito comenzó años antes y la cantidad involucrada sería mucho mayor.

“La conducta criminal fue dirigida por los niveles más altos de la compañía, los sobornos se pagaron a través de una compleja red de compañías con transacciones fuera de libro y cuentas bancarias en el extranjero”, dijo el DOJ.

Colombia inhabilita a la constructora brasileña

El exviceministro de Transporte y director del Instituto Nacional de Concesiones (INCO) colombiano, Gabriel García Morales, fue detenido por supuestamente recibir US$6.5 millones de los US$11 millones que la empresa habría repartido en ese país entre los años 2009 y 2014.

La Cámara Colombiana de la Infraestructura (CCI) deicidió expulsar a Odebrecht tras concretarse las coimas que dio la compañía a funcionarios del Gobierno de Álvaro Uribe para quedarse con el proyecto Ruta del Sol.

Dentro del proceso de colaboración que adelanta con la Fiscalía, Eleuberto Martorelli, director de Odebrecht en Colombia, nombró a los congresistas que se habrían reunido con el exsenador Otto Bula, para conseguir la adjudicación del contrato Ocaña - Gamarra.

Se trata de Alejandro Chacón por Norte Santander, Alfredo Cuello Baute del Cesar, Bernardo Elías “Ñoño”, por Córdoba.

Según Martorelli, Bula se reunió con funcionarios públicos y confirmó que los pagos por 4.6 millones de dólares se hicieron en su paso por la presidencia.Bula habria visitado las oficinas de la constructora para influencias en el contrato de la Navegabilidad del Río Magdalena.

Panamá prohibe a Odebrecht participar en licitaciones públicas

El gobierno panameño anunció que la constructora brasileña Odebrecht, acusada de ofrecer sobornos por más de 59 millones de dólares en el país para obtener contratos, no podrá participar en futuras licitaciones en esta nación centroamericana.

De acuerdo a un comunicado leído por el ministro de la Presidencia, Álvaro Alemán, el gobierno de Panamá decidió “adoptar las acciones necesarias a fin de prohibir que al Grupo Odebrecht se le adjudique y refrende ningún contrato dimanante de futuros procesos de licitación pública”.

La prohibición estará vigente hasta que la constructora brasileña demuestre “una colaboración efectiva y eficaz en las investigaciones que adelanta el Ministerio Público (Fiscalía General) y se garantice el pago de las sumas que deberá restituir al Estado” por los perjuicios causados, destacó Alemán.

La constructora brasileña Odebrecht se comprometió a pagar a Panamá 59 millones de dólares como fondo de garantía mientras se investiga sus sobornos en este país, informó la fiscal general panameña, Kenia Porcel

En el caso de Panamá, ese documento revela que la constructora brasileña pagó entre 2010 y 2014 más de 59 millones de dólares en sobornos.

Esas comisiones las habría pagado a burócratas e intermediarios, incluyendo un alto funcionario panameño relacionado con obras de infraestructura, a cambio de contratos valorados en más de 175 millones de dólares.

Alemán también anunció que Panamá adoptará “medidas” para que Odebrecht abandone distintos procesos de adjudicación de obras para las que ya había precalificado, como la construcción de la línea 3 del metro capitalino y el cuarto puente sobre el Canal de Panamá. También cancelará “sin costo al Estado” un contrato de asociación entre Panamá y la constructora brasileña para el desarrollo de una hidroeléctrica.

Antes de Navidad se conoció que fueron realizados pagos a uno de los hijos del ex presidente de Panamá Ricardo Martinelli (2009­-2014)” ya que según el informe divulgado por el Departamento de Justicia de Estados Unidos, el pago a los parientes del alto funcionario fue de 6 millones de dólares, “relacionados a proyectos de infraestructura”, aunque Odebrecht admitió en su declaración de culpabilidad que pagó no menos de 59 millones de dólares en coimas, solo al gobierno de Martinelli.

Los sobornos se pagaron a través del llamado Sector de Operaciones Estructuradas –o departamento de coimas dentro de Odebrecht– a compañías offshore y bancos extranjeros. Según el delator, el “departamento de coimas” realizó depósitos de 30 millones de dólares en total en las empresas Pachira y Mengil”, coimas estas solicitadas por el exdirector de Odebrecht en Panamá, André Rabello.

Estas empresas, creadas originalmente en Belice, fueron registradas en Panamá a través de la firma legal Alemán, Cordero, Galindo & Lee (Alcogal) a petición de Banca Privada de Andorra, sostiene una nota del medio panameño La Prensa.

Se trata del mismo bufete que proporcionó empresas de maletín a venezolanos para lavar 2.000 millones de dólares en Andorra, de acuerdo a la denuncia realizada por el Departamento del Tesoro de EEUU en marzo de 2015.

Ante las informaciones surgidas sobre el caso Odebrecht y las empresas registradas en Panamá, el bufete respondió: “Estas sociedades fueron registradas en Belice y luego redomiciliadas en Panamá por instrucciones de nuestro cliente institucional, es decir, Banca Privada de Andorra, casa matriz en Andorra. Desconocemos los motivos que tuvieron para hacer esta redomiciliación”.

Como es práctica usual en los bufetes que registran empresas de maletín para sus clientes, Alemán, Cordero, Galindo & Lee responsabiliza de cualquier irregularidad a los beneficiarios finales de las empresas – que no identifica, por supuesto- y a los bancos que manejaron las cuentas de las empresas.

En Panamá, la constructora se comprometió a pagar US$59 millones como fondo de garantía, informó la fiscal general Kenia Porcell. El monto es igual al que la empresa pagó por sobornos a funcionarios panameños.

Perú cambia la ley para prohibir licitar a Odebrecht y pacta una multa de 9 millones

La cifra de las coimas pagadas en este país por la empresa asciende a 29 millones

El gobierno está cambiando la ley de contratos para evitar que accedan a licitaciones públicas las empresas que hayan admiitido haber sobornado a funcionarios. Así lo manifestó el primer ministro Fernando Zavala.

Ver artículo de La República El hombre que repartió 29 millones en el Perú

Gonzalo Eduardo Monteverde Bussalleu creó una red de empresas de papel, junto a otros colaboradores, mediante las cuales habrían “blanqueado” en el Perú los 29 millones de dólares que la constructora Odebrecht pagó en sobornos por las obras de la Interoceánica y el Tren Eléctrico de Lima.

El Ministerio Público peruano informó que después de varias semanas de negociaciones alcanzó un acuerdo preliminar con la constructora brasileña Odebrecht. La empresa se compromete a ofrece toda la documentación que la justicia requiera, aunque esté fuera del país. Según una nota de prensa de la Fiscalía, esto permitirá acortar los plazos de las indagaciones. La empresa se comprometió a pagar unos 30 millones de soles (cerca de nueve millones de dólares) como adelanto por la devolución de las ganancias obtenidas ilícitamente en sus operaciones en el Perú. La cuantía final de este monto será calculada en el proceso penal, y se sumará a la reparación civil que se imponga..

La investigación de la Fiscalía ha avanzado bien, aunque enfrenta algunos problemas: “El primero es la falta de presupuesto. El equipo especial de Hamilton Castro no se dará abasto para analizar la enorme cantidad de documentos contables y contratos de esta megaoperación, o para participar en los interrogatorios de todos los involucrados”. Y agrega: “La Fiscalía ha presentado una solicitud presupuestaria de 10 millones de soles, que subsanarían estas deficiencias [tres millones de dólares]. Lo lógico sería que se obtengan del adelanto que pagará Odebrecht, pero todavía no existe la norma legal que lo permita”.

La otra dificultad son las relaciones con la justicia brasileña. En Brasil viven los directivos de Odebrecht, cuyos testimonios podrían aclarar buena parte del caso. Pero sus fiscales se muestran renuentes a colaborar, no por celos o falta de diligencia, sino por temor a dejar al descubierto la estrategia de su investigación. Según trascendió, incluso algún directivo de Odebrecht solicitó permiso para viajar al Perú y presentarse ante la justicia, pero le fue denegado. El trabajo de los fiscales peruanos deberá adecuarse al ritmo de sus pares brasileños, cuya prioridad, como es lógico, está en su propio país.

La situación judicial del expresidente peruano Ollanta Humala se ha enmarañado tras la revelación del diario Folha de Sao Paulo de que Odebrecht, la firma brasileña que ha confesado el pago de sobornos en todo el continente para adjudicarse contratos, entregó tres millones de dólares a la campaña presidencial de Humala. El exmandatario Alejandro Toledo también se ha visto implicado por un depósito en la cuenta de un empresario cercano, descubierto por la Fiscalía.

Según el periódico brasileño, el desembolso a Humala habría sido autorizado por Lula da Silva y provendría de la caja que la empresa constructora compartía con el Partido de los Trabajadores y que administraba el exministro Antonio Palocci, conocido como El italiano.

La justicia peruana investiga desde hace meses a Humala por lavado de activos en el financiamiento de sus campañas. Conocidas las últimas revelaciones y ante el riesgo de fuga, el juez aceptó el recurso del fiscal Germán Juárez Atoche y estarán obligados a solicitar autorización judicial y fiscal antes de abandonar el país.

Más implicado que Ollanta Humala aparece el expresidente Alejandro Toledo, quien gobernó Perú entre 2001 y 2006. La Fiscalía ha mantenido en reserva los detalles de la mayoría de sus pesquisas sobre el caso Odebrecht, pero a comienzos de año reveló que la empresa Camargo Corrêa depositó más de 90.000 dólares en una cuenta bancaria del empresario Josef Maiman, amigo cercano del exmandatario. El dinero dispuesto por la constructora brasileña para sobornos en la concesión del tramo cuatro de la carretera Interoceánica sería de seis millones de dólares. Una de las sospechas de la Fiscalía es que fue recibido íntegramente por Maiman.

Maiman ha sido procesado por lavado de activos desde abril de 2016. Entonces se le acusó de transferir 9,4 millones a la suegra de Alejandro Toledo, Eva Fernenbug, a través de la empresa Ecoteva. Este dinero fue empleado por el expresidente para la adquisición de su casa en Casuarinas y dos oficinas en el barrio residencial de Monterrico. Las explicaciones de Toledo sobre el tema cambiaron varias veces, y llegó a decir que su suegra había recibido este pago en su calidad de sobreviviente del holocausto nazi.

La comisión del Congreso encargada del caso anunció que él será el primer expresidente citado a declarar, en febrero.

Fiscalía de Ecuador allana oficinas de Odebrecht

La Fiscalía General del Estado allanó las oficinas de Odebrecht en Guayaquil, según informó el fiscal Galo Chiriboga como parte de la investigación de oficio de los supuestos sobornos de la compañía a funcionarios ecuatorianos en el periodo 2007-2016 por 33,5 millones de dólares; el informe dice que la empresa logró beneficios equivalentes a unos $ 116 millones.

El fiscal indicó la mañana que pedirá información a Brasil, Estados Unidos y Suiza sobre este caso.

En la República Dominicana, todavía las investigaciones por los US$92 millones que Odebrecht repartió en sobornos están en fase inicial, pero fuentes del Ministerio Público informaron que no descartan llegar también a un acuerdo.

Fuente: con info de TI ; BBC; AFP, Elpaís

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (5)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.